viernes, 20 de mayo de 2016

Mente sobre materia, todo es energía


Físicos que han ganado Premios Nobel han demostrado, fuera de toda duda, que el mundo físico es un gran mar de energía que parpadea dentro y fuera de los seres a milisegundos, una y otra vez.

Nada es sólido.

Los pensamientos son lo que ponen todo junto y ligan este campo de energía en constante cambio en los "objetos" que vemos.

Entonces, ¿por qué vemos a una persona en lugar de a un destellante grupo de energía?

Piensa en un rollo de película.

Una película es una colección de cerca de 24 cuadros por segundo. Cada marco está separado por un espacio. Sin embargo, debido a la velocidad a la que un cuadro sustituye a otro, nuestros ojos son engañados a pensar que vemos una imagen continua y en movimiento.

Piensa en la televisión.

Un televisor de tubo es simplemente un tubo con un montón de electrones que golpean la pantalla de una manera determinada, creando la ilusión de la forma y el movimiento.

Esto es lo que todos los objetos son. Tienes 5 sentidos físicos (vista, oído, tacto, olfato y gusto).

Cada uno de estos sentidos tiene un espectro específico (por ejemplo, un perro oye un rango diferente de sonido que tú; una serpiente ve un espectro de luz diferente al tuyo, y así sucesivamente).

En otras palabras, tu conjunto de sentidos percibe el mar de energía a partir de un cierto punto de vista limitado, constituyendo una imagen desde allí.

No es completa, ni es precisa. Es simplemente una interpretación.

Todas nuestras interpretaciones son basadas únicamente en el "mapa interno" de la realidad que tenemos, y no en la verdad real. Nuestro "mapa" es el resultado de experiencias colectivas de nuestra vida personal.

Nuestros pensamientos están vinculados a esta energía invisible, y estos determinan que es lo que forma la energía. Tus pensamientos, literalmente, cambian el universo en una base de partícula-por-partícula para crear su vida física.

Mira a tu alrededor.

Todo lo que ves en nuestro mundo físico comenzó como una idea, una idea que creció a medida que se compartía y expresaba, hasta que crecer lo suficiente en un objeto físico a través de una serie de pasos.

Tu, literalmente, te conviertes en lo que más piensas.

Tu vida se convierte en lo que has imaginado y creído mayormente.

El mundo es, literalmente, tu espejo, permitiéndote experimentar en el plano físico lo que tu sostienes como tu verdad... hasta que la cambias.

El mundo no es la dura e inmutable cosa que parece. En cambio, es un lugar muy fluido, construido de forma continua utilizando nuestros pensamientos individuales y colectivos.

Lo que creemos ser verdad es realmente una ilusión, casi como un truco de magia.

Afortunadamente, hemos comenzado a descubrir la ilusión, y lo más importante, cómo cambiarlo.

¿De que está hecho tu cuerpo?

Nueve sistemas comprenden el cuerpo humano, el circulatorio, el digestivo, el endocrino, el muscular, el nervioso, el reproductor, el respiratorio, el esquelético, y el urinario.

¿De que están hechos?

De tejidos y órganos.

¿De que están hechos los tejidos y órganos?

De células.

¿De que están hechas las células?

De moléculas.

¿De que están hechas las moléculas?

De átomos.

¿De que están hechos los átomos?

De partículas subatómicas.

¿De que están hechas las partículas subatómicas?

¡De Energía!

Tu y yo somos pura energía-luz en su configuración más bella e inteligente. La energía que está en constante cambio por debajo de la superficie, y la que tu controlas con tu poderosa mente.

Tu eres un gran estelar y poderoso Ser Humano.

Sí pudieras verte por un microscopio electrónico de gran alcance y llevar a cabo otros experimentos en tí mismo, verías que te compones de un conjunto de constante energía cambiante en forma de electrones, neutrones, fotones y así sucesivamente.

Así es todo lo demás a tu alrededor.

Tu mundo está hecho de espíritu, mente y cuerpo.

Cada uno, el espíritu, la mente y el cuerpo, tiene una función que es única a la misma, y no se comparte con el otro. Lo que ves con los ojos y lo que experiencias con tu cuerpo es el mundo físico, el que llamaremos Cuerpo. El cuerpo es un efecto, creado por una causa.

Esta causa es el Pensamiento.

El cuerpo no puede crear. Este sólo puede tener experiencia y ser experimentado... su única función.

El pensamiento no puede experienciar... sólo puede componer, crear e interpretar. Se necesita un mundo de la relatividad (el mundo físico, del cuerpo) para tener la experiencia en sí.

El espíritu es Todo Lo Que Es, lo que da vida al pensamiento y al cuerpo.

El cuerpo no tiene poder para crear, a pesar de que da la ilusión de poder hacerlo. Esta ilusión es la causa de mucha frustración. El cuerpo es meramente un efecto y no tiene el poder para causar o crear.

La clave de toda esta información es la de aprender a ver al universo diferente de como lo haces ahora, para que puedas manifestar todo lo que realmente deseas.


Artículos relacionados:

5 comentarios:

  1. Muy buen tema. ví un vídeo en youtube sobre lo mismo. Compartiré con un Grupo de Física para para ver sus comentarios........

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTE INFORMACIÓN, DESDE LOS 12 AÑOS LO CREÍA ASÍ... OM

    ResponderEliminar