miércoles, 2 de agosto de 2017

Investigadores emprenden una expedición para resolver el misterio del continente 'perdido'


Según un equipo de científicos, Zealandia cubre alrededor de 5 millones de kilómetros cuadrados de superficie (más de la mitad del tamaño de Australia) y podría ser el séptimo continente del mundo.

Un equipo de 30 científicos ha emprendido una expedición, dirigida por la Universidad Nacional de Australia, para desvelar los secretos de Zealandia, el continente 'perdido' cuya existencia fue confirmada por especialistas a principios de este año, informa el portal Phys.org.

Según el equipo de investigación, este continente cubre alrededor de 5 millones de kilómetros cuadrados (más de la mitad del tamaño de Australia) y podría ser el séptimo continente del mundo.

"Tenemos aquí el mejor lugar del mundo para entender cómo se inicia la subducción de placas", puntualizó en un comunicado el jefe de la expedición Gerald Dickens, profesor de la Universidad Rice de Texas, EE.UU. "Esta expedición responderá a muchas preguntas sobre Zealandia".

Zealandia existe debajo del océano Pacífico

En febrero, científicos confirmaron que un continente perdido, que alguna vez fue parte de un supercontinente, existe debajo del océano Pacífico. Los expertos creen que hace aproximadamente 100 millones de años, Zealandia, Australia y la Antártida componían un solo continente. Entonces, hace alrededor de 85 millones de años, Zealandia se desprendió del supercontinente y comenzó a moverse hacia el noreste. Este proceso se detuvo hace unos 53 millones de años.

El sumergido continente está situado al este de Australia e incluye a Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, que según sostienen los autores, no son cadenas de islas, sino que forman parte de una sola placa de corteza continental. Más del 90 % del área de Zealandia está sumergida en el océano.


Investigar los procesos tectónicos

La travesía de dos meses de duración, conocida como Expedición 371 del Programa Internacional de Descubrimiento del Océano (IODP), comenzó el 27 de julio con el objetivo de investigar la historia, la vida submarina y los procesos tectónicos del continente oculto. Los investigadores utilizarán los buques científicos más avanzados del mundo para perforar en 6 diferentes lugares entre Nueva Zelanda y Australia.

El equipo recogerá muestras de sedimentos desde profundidades de casi 800 metros. Estos sedimentos se han acumulado durante millones de años, y los fósiles presentes en ellos ayudarán a los científicos a recopilar un registro detallado de la historia del continente perdido. La Expedición 371 también tratará de investigar el cambio en las placas tectónicas de la Tierra que ocurrió hace unos 50 millones de años al noreste de Zealandia.

Según los científicos, el estudio también puede ayudar a determinar cómo ha evolucionado el clima de la Tierra en los últimos 60 millones de años.


Artículos relacionados: